Conozca todo lo que debe saber sobre los contratos de servicio

conozca-todo-lo-que-debe-saber-sobre-los-contratos-de-servicio

Un contrato de prestación de servicios es aquel vínculo mediante el cual las partes (personas naturales o empresas) acuerdan voluntariamente las condiciones para la prestación de un servicio determinado, a cambio de unos honorarios. Por un lado, está quien contrata, denominado contratante, y por el otro, quien es contratado, denominado contratista.

En este tipo de contratos, las partes deben tener claridad sobre la naturaleza jurídica del contrato y esto se determina básicamente por la dinámica de la relación. En un contrato de prestación de servicios el servicio, como tal, se presta con independencia y autonomía entre el contratante y contratista.

En este tipo de contratos, las partes deben tener claridad sobre la naturaleza jurídica del contrato y esto se determina básicamente por la dinámica de la relación. En un contrato de prestación de servicios el servicio, como tal, se presta con independencia y autonomía entre el contratante y contratista.

Algunas características del contrato de servicio:

1. Los contratos de prestación de servicios pueden utilizarse tanto para la contratación privada como para la pública.

2. El contratista realizará la afiliación y se hará cargo de los aportes a la seguridad social integral en salud, pensión y en algunos casos a riesgos profesionales.

3. Como contraprestación a los servicios prestados, el contratista no recibirá un salario, sino honorarios.

4. El contratista no debe cumplir una jornada laboral ya que su contrato se fija respecto a las metas establecidas por el contratante.

5. El contratista no tiene derecho a prestaciones sociales laborales, tales como vacaciones, cesantías, prima de servicios, reconocimiento de horas extras o recargos, razón por la cual no hay lugar a la liquidación.

6. Si cualquiera de las partes incumple el contrato y da lugar a la terminación se deberán pagar las indemnizaciones dispuestas previamente en el contrato, tales como la cláusula penal.

7. Si las partes están de acuerdo, pueden terminar el contrato, cuando lo consideren pertinente.

Finalmente, es importante diferenciar los entes que regulan las relaciones laborales. En el caso del contrato laboral es el Código Sustantivo del Trabajo el que determina condiciones, requisitos y regulación del salario, mientras que, en el caso del contrato de servicios, la regulación dependerá del Código Civil o del Código de Comercio, según sea la actividad profesional.

Comments are closed.