REGÍMENES TRIBUTARIOS EN COLOMBIA

regimenes-tributarios
Se entiende por régimen fiscal, a las diferentes formas en que puede ser calculados y pagados los impuestos que surgen por la realización de una actividad que se encuentra determinada en la ley como afecta de pago de un impuesto.

El sistema Tributario en Colombia, se divide en tres regímenes a saber: el Régimen Común- en el cual están todos aquellos que están excluidos de los otros dos-, un Régimen denominado “Especial”, del cual hacen parte las Entidades sin Ánimo de Lucro como lo son las Fundaciones, las Asociaciones y las Corporaciones y finalmente el Régimen Simplificado que cobija a los minoristas y al sector agrícola y ganadero.

RÉGIMEN SIMPLIFICADO

Para comenzar debemos señalar que este régimen en materia tributaria se aplica únicamente para los impuestos de IVA (Impuesto Sobre las Ventas) y el impuesto de Industria y Comercio. Este régimen, además, tiene como finalidad que las personas que hacen parte de él, tengan ciertas facilidades a la hora de hacer el pago de impuestos que les corresponde como responsables del régimen.

El régimen simplificado en el impuesto a las ventas hace referencia a las personas que a pesar de vender o productos o prestar servicios gravados con el Iva, no son responsables de este impuesto.

El régimen simplificado dejó de llamarse así con la ley 1943 de 2018, y ahora simplemente se conoce como no responsables del impuesto a las ventas.

Para poder hacer parte de este Régimen según el estatuto tributario, se deben cumplir las siguientes condiciones:
• Que el año anterior hubiesen tenido ingresos brutos por dichas actividades, inferiores a 3.500 UVT (Unidad de Valor Tributario)
• Que tengan máximo un establecimiento de comercio, oficina, sede, local o negocio donde desarrollen su actividad
• Que, en el establecimiento de comercio, oficina, sede, local o negocio las actividades que se desarrollen, no sean bajo la modalidad de franquicia, concesión, regalía, autorización o cualquier otro sistema que implique la explotación de intangibles.
• No ser usuarios aduaneros, que son aquellos que se dedican a la importación o exportación de bienes
• Que, en el año inmediatamente anterior, ni en el año en curso, no hayan celebrado contratos de venta de bienes y/o prestaciones de servicios gravados por valor individual, igual o superior a 3.500 UVT
• Que el monto de sus consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras durante el año inmediatamente anterior o durante el año respectivo no supere las 3.500 UVT

Para el cálculo de los montos de los ingresos base para pertenecer al régimen simplificado, se deben tener en cuenta los ingresos provenientes de las actividades gravadas, es decir, que, si el responsable del impuesto ejerce una actividad gravada y una excluida, solo se tienen en cuenta los ingresos originados en la actividad gravada.

RÉGIMEN COMÚN

El régimen común hace referencia a aquellas personas o empresas que está inscrita como responsable del impuesto a las ventas, por vender productos o servicios gravados, y que no está clasificada como no responsable del Iva (antiguo régimen simplificado).

Hoy, los responsables del régimen común se conocen simplemente como responsables del Iva, y los que antes pertenecían al régimen simplificado, se conocen como no responsables del Iva.

Al régimen común del impuesto a las ventas pertenecen:

Personas jurídicas. Todas las que vendan productos gravados con el Iva o presten servicios gravados con el Iva.
Personas naturales. Las personas naturales que vendan productos gravados o presten servicios gravados con el Iva, y que superen los topes que les permite estar clasificados como no responsables.

Obligaciones del régimen común.
• Llevar contabilidad.
• Inscribirse en el Rut
• Expedir factura.
• Declarar el Iva.
• Retener el Iva.
• Obligación de informar el cese de actividades.

RÉGIMEN ESPECIAL

El Régimen Tributario Especial (RTE), corresponde a un conjunto de normas tributarias aplicables a un grupo de entidades, cuya finalidad es el desarrollo de su actividad meritoria y la ausencia de ánimo lucro. En otras palabras, el Régimen Tributario Especial le permite a las organizaciones con finalidad social, obtener beneficios tributarios a la hora de declarar el Impuesto sobre la Renta.

Según el Estatuto Tributario, las entidades que pueden pertenecer a este Régimen son:
1. Asociaciones
2. Corporaciones
3. Fundaciones
4. Cooperativas
5. Instituciones de educación superior aprobadas por el ICFES
6. Hospitales constituidos como personas jurídicas sin ánimo de lucro
7. Personas jurídicas que realicen actividades de salud que operen con el permiso de funcionamiento del Ministerio de Salud y Protección Social
8. Ligas de consumidores.

Estas organizaciones deben cumplir con lo siguiente para optar al Régimen especial:

1. Ausencia de ánimo de lucro: no podrá repartir los excedentes que obtenga en desarrollo de sus actividades
2. Tener en el Objeto social una Actividad Meritoria: la actividad que realiza la entidad debe ser en temas de salud, deporte, educación formal, cultura, investigación científica, programas de desarrollo social, entre otros
3. Beneficiar al interés general y permitir acceso a la comunidad: deben ejecutar sus actividades para favorecer el interés general
4. Reinvertir los excedentes la ESAL: deben reinvertir parcial o totalmente sus excedentes en las actividades de su objeto social.

Comments are closed.